Cuando ya hemos cumplido nuestro sueño de hacernos con nuestro propio hogar, el siguiente paso es la decoración. Cuando estamos en la búsqueda de los muebles para nuestro hogar, hay un amplio repertorio de opciones.

Sin embargo, no todos son perfectos para nuestras necesidades. Existe una amplia gama de materiales para el tapizado de nuestros muebles, pero hay uno en especial que destacar: el lino.

Elegancia, frescura y versatilidad. El lino es perfecto para cualquier estación del año, pero con el buen tiempo, este material saca lo mejor de sí mismo, como en los meses de verano; y aporta calor y confort durante el invierno-

Ecológico. Se trata de una fibra textil de origen vegetal. Se utiliza en la producción de hilos, y con estos, los tejidos.

Popular en el hogar. El lino es un tejido bastante rígido y poco elástico, por lo que se emplea frecuentemente en la fabricación de piezas textiles para el hogar, como manteles, cortinas o ropa de cama.

Resistencia. El lino es un tejido fuerte y resistente: tiene una resistencia a roturas de casi el doble que el algodón.

Look natural. Su aspecto ligeramente arrugado refuerza el look 100 % natural; esto le da un aire rústico y muy natural. Incluso, hay algunos fabricantes que aplican un baño de resina sobre el tejido para obtener un aspecto encerado y evitar que se arrugue.